Consejos para escoger palabras

Obstaculizan la legibilidad de un texto las palabras repetidas, los clichés lingüísticos, el abuso del uso de los verbos copulativos, el exceso de adverbios terminados en –mente...

Fomentan la legibilidad, los marcadores textuales, la sencillez y el estilo directo, las palabras concretas... Por lo tanto...

  1. Evita palabras repetidas.
  2. Evita las reiteraciones, frases hechas o clichés y los comodines. Ensucian la prosa y la vacían de significado.
  3. Elige, de preferencia, palabras cortas. Escoge vocabulario sencillo o culto dependiendo del destinatario de tu escrito.
  4. Evita los comodines.
  5. Utiliza expresiones concretas en lugar de abstractas.
  6. Dependiendo del receptor, habrá que elegir el léxico: común, culto, técnico. Se sugiere que la prosa sea llana y viva.
  7. Sustituye los verbos ser o estar por palabras con más fuerza y significado.
  8. Evita, lo más que puedas, los adverbios terminados en -mente.
  9. Utiliza marcadores discursivos para mostrar la organización de tus ideas. (Consulta "Marcadores discursivos" en la sección correspondiente.

1. Evita palabras repetidas.

La repetición reiterada de una palabra de significado pleno (nombre, verbo, adjetivo o adverbio) en un periodo breve causa monotonía y aburrimiento. No importa que sea una palabra bonita, corta, básica o la central de un tema; o que la causa de la repetición sea una anáfora (tipo de deixis que desempeñan ciertas palabras para recoger el significado de una parte del discurso ya emitida; p. ej., "lo" en "dijo que había estado, pero no me lo creí"), la especificidad del término usado o la dificultad de encontrar sinónimos. Los efectos perniciosos son los mismos y no se excusa de ningún modo.

En muchas partes del cuerpo como son las manos, las orejas o los pies están representados todos los órganos y partes del cuerpo. Incidiendo sobre estas zonas, se pueden crear arcos reflejos que actúen directamente sobre cualquier órgano del cuerpo y que solucionen cualquier anomalía que exista. En las manos, las orejas o los pies se representan todos los órganos del cuerpo. Incidiendo sobre estas zonas, se pueden crear arcos reflejos que actúen directamente sobre cualquier punto del organismo para solucionar cualquier anomalía que exista.

2. Evita las repeticiones, frases hechas o clichés y los comodines. Ensucian la prosa y la vacían de significado.

a nivel de en función de a través de evidentemente
bajo el punto de vista como muy como mínimo de cara a
de alguna manera el acto de el proceso de de entrada
el hecho de que en cualquier caso es evidente para empezar
personalmente pienso que quiero decir que en base a

3.-Elige, de preferencia, palabras cortas. Escoge vocabulario sencillo o culto dependiendo del destinatario de tu escrito.

4.-Evita los comodines:

Comodines son los sustantivos, verbos o adjetivos de sentido bastante genérico que utilizamos cuando no se nos ocurre otra palabra más específica. Son las que sirven para todo, que se pueden utilizar siempre, pero que precisan poco o nada el significado de la frase. Si se abusa de ellas, empobrecen la prosa y la vacían de contenido.

  • Sustantivos: aspecto, cosa, elemento, hecho, información, problema, tema...
  • Verbos: decir, hacer, poner, tener...
  • Adjetivos: bueno, interesante, positivo...
Subió al árbol para ver el nido de pájaros. Trepó a la encina para ver el nido de gorriones.
El ruido del aparato me preocupaba. El rechinido del limpiaparabrisas me perturbaba.
Lo mejor desde el punto de vista de la escultura ha sido la cantidad de esculturas que se han colocado en Barcelona, cuya obra más interesante ha sido “La caja de cerillas”, y las excelentes esculturas que se han colocado en Vic con motivo del 92: todas ellas, muy interesantes. La insipidez de la frase está provocada por la abundancia de repeticiones (la tripleta de escultura/s y el doblete de colocado), además del doble comodín interesante, que no aporta ningún matiz significativo al texto. Algunos posibles sustitutos son, respectivamente, obras, tallas, figuras...; situadas, instaladas, ubicadas, emplazadas...; sugerentes, apreciables, conseguidas, innovadoras...

5.-Utiliza expresiones concretas en lugar de abstractas

Las palabras concretas se refieren a objetos o sujetos tangibles; el lector las puede descifrar fácilmente porque se hace una clara imagen de ellas y las asocia a la realidad. En cambio, las palabras abstractas designan conceptos o cualidades más difusos y suelen abarcas un número mayor de acepciones. El lector necesita más tiempo y esfuerzo para captar su sentido.

El principal factor de desarrollo de la ciudad fue el sector industrial El principal motor de desarrollo de la ciudad fue la industria.

Muestra de encabezado impreciso

LOS UNIVERSITARIOS PLANTEARÁN A LOS CANDIDATOS PUNTOS QUE DEBEN ASUMIR

¿Qué tipo de puntos? ¿Se refiere a propuestas o peticiones? ¿Quizás a cuestiones, a discrepancias, a ejercicios o notas? ¿Y cómo se pueden asumir los puntos? ¿Además, ¿a qué tipo de candidatos se refiere?

En la práctica, el desarrollo completo de la noticia aclara el significado preciso de punto:

Los representantes de los alumnos de la Universidad de La Rioja han elaborado en forma conjunta una serie de puntos reivindicativos que plantearán a los dos candidatos a rector, Carmelo Cuchillos y Urbano Espinosa, y que serán “innegociables” según un representante estudiantil. La Voz...

LOS UNIVERSITARIOS PLANTEARÁN REIVINDICACIONES INNEGOCIABLES A LOS CANDIDATOS A RECTOR

Reivindicaciones resulta mucho más comprensible que puntos; el adjetivo innegociables formula de manera más concreta la idea de que deben asumir; y la especificación a rector aclara el tipo de candidatos a que nos referimos.

Dependiendo del receptor, habrá que elegir el léxico: común, culto, técnico. Se sugiere que la prosa sea llana y viva.

No recomendables: Preferibles:
aproximativo aproximado
concomitancia semejanza, parecido
concretizar concretar
diferenciar distinguir
disminución baja, merma
ejemplificar ejemplificar
entregar dar
explosionar explotar
finalizar concluir, terminar
hacer evitación evitar
inclusive incluso
influenciar influir
lentificar retrasar, hacer lento
parágrafo párrafo
periodificar periodizar
profundizar ahondar
receptivizar recibir
visionar ver

Los términos en rojo son incorrectos, no sólo inconvenientes.

Sustituye los verbos ser o estar por palabras con más fuerza y significado.

Los verbos ser y estar recargan innecesariamente la frase. Los verbos de predicación completa son más enérgicos y claros. Otros verbos débiles que a veces podemos sustituir son hacer, encontrar, parecer, llegar a y haber.

El gobierno es el director de la política monetaria y el inspector de las instituciones financieras. El gobierno dirige la política monetaria e inspecciona las instituciones financieras.
Ha habido un incremento en la oferta privada de recursos de formación desde que aumentó el paro.

La oferta privada de cursos de formación se ha incrementado desde que aumentó el paro.

Las palabras largas hacen la frase cargada y complicada Las palabras largas cargan y complican la frase.
El espectáculo tiene una duración aproximada de 50 minutos. El espectáculo dura aproximadamente 50 mi-nutos.
La vitalidad cultural se encuentra estancada a causa de la crisis económica. La vitalidad cultural se ha estancado a causa de la crisis económica.

Evita, lo más que puedas, los adverbios terminados en -mente.

actualmente, modernamente, contemporáneamente hoy, ahora, hoy en día
antiguamente, anteriormente antes
claramente de manera clara, con claridad
completamente, definitivamente, totalmente, plenamente, íntegramente, absolutamente del todo, por entero

especialmente, esencialmente, fundamentalmente, principalmente

sobre todo

excesivamente demasiado, mucho
finalmente al final, para terminar
frecuentemente a menudo, muchas veces
gratuitamente gratis
indudablemente sin duda
inicialmente al principio, de entrada
lentamente poco a poco
literalmente al pie de la letra, palabra por palabra
obligatoriamente, necesariamente a la fuerza
obviamente, naturalmente, evidentemente claro que
periódicamente: a menudo de vez en cuando
permanentemente siempre
provisionalmente, momentáneamente, eventualmente después, ahora, a continuación
provisionalmente, momentáneamente, eventualmente de momento
próximamente pronto
rápidamente, velozmente de prisa, corriendo
recientemente, últimamente hace poco
sensiblemente, notablemente notablemente: bastante
súbitamente de pronto, de repente, de golpe, de improviso
suficientemente solo, nada más
únicamente, solamente, exclusivamente solo, nada más

Utiliza marcadores discursivos para mostrar la organización de tus ideas.

Señalan los accidentes de la prosa: la estructura y las conexiones entre frases. Tienen forma de conjunciones, adverbios o locuciones conjuntivas y son útiles para ayudar al lector a comprender el texto.

Los marcadores textuales deben colocarse en las posiciones importantes del texto (inicio de párrafo o frase), para que el lector los distinga fácilmente, y pueda hacerse una idea de la organización del texto. No hay que abusar de ellos porque pueden atiborrar la prosa y convertirse en cuñas.

(Cassany, 1999:161)