Definición de redacción

Redactar es un proceso de composición para elaborar escritos de diferentes contextos: personales, sociales, culturales, profesionales... Su fundamento lo constituye el conocimiento esencial de la lengua.

 

Quien redacta construye un texto en el que plasma por escrito desde un lacónico telegrama, una breve nota de agradecimiento, una entusiasta felicitación, hasta un ensayo, tesis, libro…

 

La redacción requiere –una vez seleccionado el tema– adecuación, coherencia, cohesión y corrección gramatical.

 

Adecuación es la propiedad del texto que determina la variedad y el registro. Es decir, tiene que ver con la ocasión, y con la o las personas a quien se dirige el texto. La variedad puede ser dialectal o estándar. Se utiliza la variedad dialectal si a quien está destinado pertenece a un gremio específico (médicos, filósofos, lingüistas y demás). Se emplea la variedad estándar cuando el texto va dirigido a gente común.

 

Coherencia es la propiedad del texto que selecciona la información relevante e irrelevante y organiza la estructura comunicativa de una manera determinada: introducción, apartados, conclusiones (Cassany, 1997, 30)...

 

Cohesión: es la propiedad del texto que conecta las diferentes frases entre sí mediante las formas de cohesión. Estos mecanismos tienen la función de asegurar la interpretación de cada frase en relación con las demás, y, en definitiva, asegurar la comprensión del significado global del texto. Sin formas de cohesión, el texto sería una lista inconexa de frases, y la comunicación tendría grandes posibilidades de fracasar, puesto que el receptor debería conectar las frases por sí solo, sin ninguna indicación del emisor y con un elevado margen de error (Cassany; 1997, 31).

 

Algunas palabras o frases de enlace son las siguientes: por ejemplo, así pues, hay que recordar, vale la pena decir, una de las razones, en otras palabras, es decir que, por último, en conclusión...

 

Marcadores discursivos. Estos señalan los accidentes de la prosa: la estructura, las conexiones entre frases... Tienen forma de conjunciones, adverbios, locuciones conjuntivas o incluso sintagmas, y son útiles para lograr la cohesión y para entender los textos. Son útiles siempre y cuando no se abuse de ellos.

 

Nota: Consulta el cuadro de Marcadores discursivos

 

Corrección gramatical: se incluyen los conocimientos gramaticales de fonética y ortografía, morfosintaxis y léxico. La fonética tiene que ver con la pronunciación de las palabras, la ortografía, con su escritura correcta; la morfosintaxis, con la combinación adecuada de las palabras; y el léxico, con el vocabulario.