Extranjerismos y su uso adecuado

Son voces, frases o giros que un idioma toma de otro extranjero. Se crean a partir de términos y significados incorporados de cualquier lengua.

 

No es condenable su uso. Cuando existen expresiones equivalentes en español, se recomienda sustituirlos. De todos modos, si se decide emplear palabras extranjeras, deberán resaltarse tipográficamente: “backgroud”, backgroud o backgroud: ‘formación, bagaje experiencia, antecedentes, etcétera’; feedback, feedback o “feedback”: ‘retroalimentación’.

 

Los extranjerismos se han incorporado a nuestra lengua de distintas formas:

 

A la palabra que se incorpora al léxico del idioma receptor adaptándose a su sistema morfológico se le llama adaptación gráfica. Implica una modificación de la pronunciación original y casi siempre de la representación ortográfica. Por ejemplo del inglés scanner al castellano “escáner”. De football a “fútbol”. De whisky a “güisqui”.

 

Se llama calco semántico al término que adopta el significado de una palabra extranjera para una forma ya existente en la lengua receptora. Por ejemplo del inglés mouse (informática) es el “ratón” de ordenador o PC en castellano; party, del inglés, que es “fiesta” en castellano, o weekend que es “fin de semana”.

 

Cuando un término extranjero no tiene aún equivalente en español ni adaptación gráfica, se debe emplear la palabra extranjera sin ningún escrúpulo, pues no se viola ninguna regla. Se conoce como extranjerismo crudo. Ejemplo: a cappella: Locución italiana que indica, en las acotaciones de las partituras musicales, que la música vocal polifónica debe ejecutarse sin acompañamiento instrumental; debe respetarse su grafía y pronunciación originarias.

 

No obstante lo anterior, cuando una persona desea utilizar términos extranjeros aun cuando existen equivalentes en español, puede hacerlo. Solo será necesario que la escriba con resalte tipográfico: “comillas”, cursivas o negritas.

 

En seguida encontrarán una lista con extranjerismos que en su mayoría ya están aceptados por la Real Academia Española. Una definición más amplia de cada término o mayor información, pueden encontrarla en el Diccionario Panhispánico de Dudas, en el Diccionario de la Real Academia, en el Vademécum o, bien, solicitándomela. Aunque hay algunas discrepancias entre las fuentes, es bueno consultarlas todas para normar nuestro criterio.

 

Atentamente,

 

Amabeli Cadena