¿Qué puede oscurecer o empañar la comunicación?

Una codificación y (o) decodificación defectuosa, la interferencia entre el emisor y el receptor, las emociones, concluir prematuramente, interpretar con datos incompletos, emitir juicios sin tener los elementos para formular veredictos, en muchos casos equivocados e, incluso, difamatorios, etcétera.

El valor neto de las palabras varía de una persona a otra. Por lo general, aparte de la definición escueta llamada “denotativa”, también ha de tomarse en cuenta el sentido “connotativo” (acepción que una palabra, frase o idea sugiere, además de su significado estricto), es decir, hay un valor adicional subjetivo, o sea, el personal y particular punto de vista de cada individuo.

Recordemos que en el lenguaje hablado, la expresión de las ideas cuenta con muchos recursos además de la palabra: el gesto, la entonación, los ademanes, la mirada...

En el lenguaje escrito no existen tales recursos. Por ello, es necesario escribir con mayor exactitud, por lo que se necesita extremar la atención y cuidado al construir frases precisas, correctas y claras.