Descripción

Es la enumeración de características, cualidades y rasgos de una persona, lugar, cosa, hecho, proceso, etcétera. Puede ser objetiva o subjetiva. La descripción debe conseguir que situaciones, objetos, lugares o personas “se vean” a través de las palabras.
                 
La observación es el recurso básico para realizar una buena descripción y, por supuesto, el manejo apropiado de un buen número de términos.

Descripción de personas: Puede describirse el aspecto físico y el moral o psicológico.

Prosopografía es la descripción física de una persona, animal u objeto personificado: estatura, complexión, forma de ojos, boca, nariz, color y textura del cabello, modo de vestirse, caminar, etcétera. Es todo aquello que puede percibirse objetivamente, sin necesidad de “conocer” a la persona, y que nos sirve para identificarla.

Etopeya es la descripción de los rasgos morales de una persona. Este tipo de descripción es sumamente subjetivo, pues atiende a lo que no se ve, a lo que se intuye: virtudes, defectos, peculiaridades del carácter, estados de ánimo, etcétera. En pocas palabras, es la descripción de la forma de ser de un individuo.

El retrato contiene los dos anteriores aspectos.