Resumen

La elaboración de un resumen consiste en compendiar un material en que se suprime lo accesorio y se deja únicamente lo esencial. Constituye un ejercicio intelectual que afina nuestras facultades de análisis y síntesis.

Para elaborar un resumen, es necesario conocer el contenido temático general del texto y distinguir las ideas principales, lo cual ayuda a comprender y recordar los contenidos.

El resultado del resumen debe ser fiel al tema original, y necesita conservar la misma estructura que le dio el autor si esta no es caótica. Al leerlo, cualquier otra persona obtendrá un conocimiento preciso y completo de las ideas básicas.

El resumen no debe ser un receptáculo de citas copiadas en forma más o menos fiel, sino la puesta en relieve de un razonamiento. Un texto se construye en torno a una tesis, reforzada por una serie de argumentos, testimonios y ejemplos. Después de identificar la tesis, de entre los demás elementos, debemos elegir el más importante de cada uno de ellos.

En un resumen no pueden entrar interpretaciones, ideas personales o juicios críticos, ni se podrá omitir nada de lo que constituye el fundamento del texto original.

Para la realización de un buen resumen se sugiere lo siguiente:

  • Comprender: Realiza una lectura inicial al texto y reflexiona sobre él a fin de captar su sentido general. Encuentra el hilo conductor del tema.
  • Seleccionar: Lee nuevamente, e ve subrayando o entresacando las ideas principales (tesis, argumentos, ejemplos, conclusiones).
  • Enlistar: Con base en la lectura, haz una lista de puntos básicos y establece la relación entre ellos.
  • Comparar: Haz un borrador y coteja la exactitud de las ideas del autor.
  • Rectificar: Haz la corrección de estilo; elimina frases y palabras superfluas, datos innecesarios, repeticiones; corrige y aclara las partes que parezcan confusas.

Es conveniente no realizar una simple repetición de los enunciados elegidos. Para efectuar una redacción aceptable del resumen de un texto necesitamos procesar la información leída y redactar con términos diferentes o sinónimos, de ser posible.

La misión de Prometeo (transcripción del texto original: Hablar y escribir bien: 1995, Reader’s Digest México, S. A. de C. V. p. 181)

Hace una o dos generaciones, era raro que se cuestionara seriamente el que la Ciencia, manifestación de una de las más altas cualidades del espíritu humano, fuera la fuente más fecunda del bienestar natural y espiritual.

Cierto es que la difusión popular del saber científico siempre encontraba enemigos poderosos entre los defensores de las místicas imperantes y entre aquéllos cuyas ventajas y privilegios resultaban de la ignorancia temerosa de sus dominados. Pero, pese a las dificultades y primeras injusticias debidas a los malos usos del progreso científico, la confianza popular en la Ciencia aumentaba día con día.

Empero, la historia de los últimos cincuenta años ha presenciado un sensible cambio en esta actitud general. Desde finales del siglo XIX, se expresan cada día con más frecuencia inquietudes y angustias ante ciertas consecuencias nefastas de la Ciencia. Y algunos incluso han llegado a poner en duda el valor de la Ciencia como factor de civilización. Los recientes hechos relativos a la bomba atómica han contribuido aún más a la confusión general respecto a la Ciencia, confusión que ha llegado incluso hasta los propios científicos. Pero, a pesar de los ejemplos que nos da la historia y los recientes acontecimientos sobre el mal uso de la Ciencia, yo me cuento entre los que piensan, y afortunadamente aún son muchos, que la Ciencia nos ha permitido alcanzar un grado muy elevado de liberación material, condición necesaria para nuestra liberación espiritual...

A manera de resumen diré que el conocimiento científico puro nos lleva paz al alma, al acabar con las supersticiones, derrotar a los terrores invisibles y darnos una conciencia cada vez más exacta del sitio que ocupamos en el universo.

Además, y es este uno de sus rasgos más elevados, la Ciencia constituye un elemento esencial de unión entre los diversos pensamientos de los hombres, esparcidos por el mundo. En mi opinión, no existe otra actividad humana en la que el acuerdo entre los hombres pueda alcanzarse de manera tan plena. La observación científica se traduce en las mismas reacciones mentales, sin importar la longitud y la latitud. Y podríamos preguntarnos si acaso no sucede lo mismo en el caso de otros seres vivos de nuestro universo, si es que existen, aun cuando su forma sea muy diferente de la nuestra, en tanto estén dotados de la facultad de pensar. En ello radica la universalidad de la Ciencia.

Frédéric Joliot-Curie (Conferencia en la UNESCO)

Análisis del texto

Tesis: Defensa y divulgación del bienestar que aporta la ciencia.

Argumentos: 1) La ciencia nos ha permitido alcanzar un grado muy alto de liberación material. 2) Esta es condición necesaria para nuestra liberación espiritual. 3) La ciencia es un elemento fundamental de unidad entre los pensamientos de los hombres, dispersos por el mundo.

Antítesis: El bienestar que aporta la ciencia es cuestionado: 1) En otros tiempos, por “los defensores de las místicas imperantes”. 2) Hoy, debido a la existencia de la bomba atómica y, de manera más general, a las consecuencias nefastas de las aplicaciones científicas.

Síntesis: 1) Frente a esta confusión general que alcanza a los medios científicos y llega incluso a cuestionar el valor de la ciencia como factor de civilización, la confianza popular en la ciencia no deja de aumentar. 2) No existe otra actividad humana en la que se llegue a un acuerdo tan pleno entre los hombres. La ciencia es universal y les importaría por igual a otros seres vivientes del universo, si existieran.

Definiciones y precisiones:

  1. Prometeo. Titán, hermano de Atlas, que provocó la cólera de Zeus al llevar el fuego a los hombres. Su misión consiste en vencer el oscurantismo mediante el saber.
  2. Frédéric Joliot-Curie (1900-1958). Uno de los más célebres físicos franceses. En colaboración con su esposa, Irène, hizo descubrimientos esenciales con respecto al átomo y los fenómenos de la radiactividad.
  3. UNESCO. Organismo que depende de la Organización de las Naciones Unidas y cuya misión es promover la educación, la ciencia y la cultura. 4) Los defensores de las místicas imperantes es una alegoría del autor para designar a los fanáticos religiosos y/o de la Inquisición.

Resumen de "La misión de Prometeo"

Hace más o menos cincuenta años, se consideraba a la Ciencia como la expresión de las más elevadas cualidades del espíritu y como fuente de bienestar para la humanidad.

Aun cuando los fanáticos de la Inquisición hayan retardado su difusión para conservar la influencia que tenían, la confianza popular en la Ciencia no dejó de aumentar.

Hoy, frente al peligro nuclear, el público, e incluso algunos científicos, cuestionan el papel civilizador de la Ciencia. Sin embargo, ella todavía aporta libertad material y, por lo tanto, espiritual...

En resumen, el saber científico, al permitirnos conocer nuestro lugar en el universo, nos libera del oscurantismo y de las supersticiones. No existe otra actividad humana en la que el consenso sea tan universal. La observación cotidiana genera las mismas ideas en los cinco continentes. Y lo mismo ocurriría si acaso existieran otros seres pensantes en el universo, diferentes de los hombres.