Epicenos

Son los que, designando seres animados, tienen una forma única, a la que corresponde un solo género gramatical, para referirse, indistintamente a individuos de uno u otro sexo. En este caso, el género gramatical es independiente del sexo del referente. Hay epicenos masculinos (personaje, vástago, tiburón, lince) y epicenos femeninos (persona, víctima, hormiga, perdiz). La concordancia debe establecerse siempre en función del género gramatical del sustantivo epiceno: La víctima, un hombre joven, fue trasladada al hospital más cercano.

 

Algunos ejemplos de epicenos:

el águila (macho)

el águila (hembra)

la araña (macho)

la araña (hembra)

la ardilla (macho)

la ardilla (hembra)

el avestruz (macho)

el avestruz (hembra)

el búho (macho)

el búho (hembra)

el camarón (macho)

el camarón (hembra)

la cucaracha (macho)

la cucaracha (hembra)

el delfín (macho)

el delfín (hembra)

la garduña (macho)

la garduña (hembra)

la gaviota (macho)

la gaviota (hembra)

el jabato (hijo del jabalí)

la jabata

la jirafa (macho)

la jirafa (hembra)

la liebre (macho)

la liebre (hembra)

el murciélago (macho)

el murciélago (hembra)

la mosca (macho)

la mosca (hembra)

el pingüino (macho)

el pingüino (hembra)

la rana (macho)

la rana (hembra)

el rinoceronte (macho)

el rinoceronte (hembra) o abada

el ruiseñor (macho)

el ruiseñor (hembra)

el sapo (macho)

El sapo (hembra)

la serpiente (macho)

la serpiente (hembra)

 

No son epicenos, los siguientes animales: 

el búfalo

la búfala

el caballo

la yegua

el carnero

la oveja

el elefante

la elefanta

el gallo

la gallina

el lagarto

la lagarta

el león

la leona

el ratón

la ratona

el tigre

la tigra o tigresa

(preferentemente, la tigra)

la rata

el rato