Género de profesiones, cargos, títulos o actividades humanas

  Forma

·   Aquellos cuya forma masculina acaba en -o forman normalmente el femenino sustituyendo esta vocal por una -a: bombero/bombera, médico/médica,

Excepciones: piloto, modelo o testigo funcionan como comunes: el/la piloto.

·  También funcionan normalmente como comunes los que proceden de acortamientos: el/la fisio, el/la otorrino.

No debe considerarse excepción el sustantivo rea, cuyo femenino etimológico es rea.

En algún caso, el femenino presenta la terminación culta -isa (del lat. issa) por provenir

directamente del femenino latino formado con este sufijo: diácono/diaconisa.

Excepcionalmente, hay voces que tienen dos femeninos: la diabla o diablesa; tigra o tigresa.

·  Los que acaban en -or forman el femenino añadiendo una -a: compositor/compositora, escritor/escritora, profesor/profesora, gobernador/gobernadora.

·  Los sustantivos agudos acabados en -n y en -s forman normalmente el femenino añadiendo una -a: guardián/guardiana, bailarín/bailarina, anfitrión/anfitriona, guardés/guardesa.

Excepciones: barón e histrión, cuyos femeninos se forman con -esa e -isa: baronesa,

histrionisa.

También se exceptúan, el rehén/la rehén, el/la edecán.

·   Los que terminan en -a, -e; en -ante o -ente; en -ar o -er, en -l o -z; -y, así como los pocos que acaban en -ir o en -ur, funcionan en su mayoría como comunes. Los pocos que terminan en -i o en -u también funcionan como comunes y los que terminan en -ista, y los terminados en buen número de consonantes. Las palabras llanas con terminación en -n y en -s funcionan como comunes.

Ejemplos:

(-a): el/la atleta, el/la guía, el/la logopeda, el/la terapeuta, el/la pediatra. En algunos casos, por razones etimológicas, el femenino presenta la terminación culta -isa: profetisa, papisa.

(-e): el/la amanuense, el/la cicerone, el/la conserje, el/la orfebre. Los adjetivos de esta misma terminación suelen funcionar igual (afable, alegre, pobre). Algunos tienen formas femeninas específicas a través de los sufijos -esa, -isa o -ina: alcalde/alcaldesa, conde/condesa, duque/duquesa, héroe/heroína, sacerdote/sacerdotisa; sacerdote/sacerdotisa y también la sacerdote. En unos pocos casos se han generado femeninos en -a: jefe/jefa, sastre/sastra, cacique/cacica.

(-ante, -ente): el/la agente, el/la conferenciante, el/la dibujante, el/la estudiante. También los adjetivos con estas terminaciones funcional igual: (complaciente, inteligente, pedante, etc.). En algunos casos se han generalizado femeninos en -a: clienta, dependienta, presidenta. A veces se usan ambas formas, con matices significativos diversos: la gobernanta (en una casa, un hotel o una institución, ‘mujer que tiene a su cargo el personal de servicio’.

(-ar, -er): el/la auxiliar, el/la militar, el/la escolar, pero el juglar/la juglaresa; el/la líder y lideresa), el /la chofer (raro, choferesa), el/la ujier, el/la bachiller (raro, bachillera), el/la mercader (raro, mercadera).

(-ir, -ur): el/la faquir, el/la augur.

(-i, -u): el/la maniquí, el/la saltimbanqui, el/la gurú.

(-ista): el/la ascensorista, el/la electricista, el/la taxista. Excepción: modista. El modista, el modisto.

(-l, -z): el/la cónsul, el/la cónsul, el/la corresponsal, el/la timonel, el/la capataz, el/la juez, el/la portavoz. También funcionan del mismo modo los adjetivos con estas terminaciones: dócil, brutal, soez, feliz. También algunos sustantivos han desarrollado un femenino en -a: juez/jueza, aprendiz/aprendiza, concejal/consejala o bedel/bedela.

(-y): el/la yoquey, aunque también existe el femenino yoqueta. Excepción: rey/reina.

Consonantes: el/la chef, el/la médium, el/la pívot. Excepciones: abad/abadesa, el/la huésped y también huéspeda.

(-n, -s, [llanas]): el/la barman.

·   Independientemente de su terminación, funcionan como comunes los nombres que designan grados de la escala militar, los sustantivos que designan por el instrumento al músico que lo toca y los sustantivos compuestos que designan persona:

Ejemplos: el/la cabo, el/la brigada, el/la brigada, el/la teniente, el/la brigadier, el/la capitana, el/la coronel, el/la alférez; el/la corneta, el/la contrabajo; el/la mandamás, el/la sobrecargo, un/una cazatalentos, un/una sabelotodo, un/una correveidile.