Pluralizaciones (reglas generales)

 

Hay dos formas de pluralizar sustantivos y adjetivos: -s y –es

 

Se agrega -s a los terminados en vocal átona o en -e: casas, estudiantes, taxis, planos, tribus, comités, cafés.

 

Se agrega -s a los terminados en -a o en -o tónicas: papás, sofás, bajas, burós, rococoós, dominós.

 

Excepción: faralá y alabalá y el adverbio no en función sustantiva, que forman el plural con -es: faralaes, albalaes, noes. También es excepción el pronombre yo cuando funciona como sustantivo. Admite ambos plurales: yos y yoes.

 

Bisturíes o bisturís, carmesíes o carmesís, tisúes o tisús, tabúes o tabús Admiten, generalmente, dos formas de plurasl: -s y -es, aunque en la lengua culta suele preferirle la segunda.

En los gentilicios, aunque no se consideran incorrectos los plurales en -s, se utilizan casi exclusivamente en la lengua culta los plurales en -es: israelíes, marroquíes, hindúes, bantúes.

 

Voces que generalmente proceden de otras lenguas o que pertenecen a registros coloquiales o populares solo forman el plural con -s: gachís, pirulís, popurrís, champús, menús, tutús, vermús.

 

El adverbio , cuando funciona como sustantivo, es síes, a diferencia de lo que ocurre con la nota musical si, cuyo plural es sis.

 

Tradicionalmente forman su plural con -es, rey, reyes; ley, leyes; buey, bueyes; ay, ayes; convoy, convoyes; bocoy, bocoyes.

 

Sin embargo, los sustantivos y adjetivos con esta misma configuración que se han incorporado al uso más reciente –en su mayoría, palabras tomadas de otras lenguas– forman su plural con -s: gay, gais; jersey, jerséis; espray, espráis; yóquey, yoqueis.

 

Pertenecen a la etapa de transición entre ambas normas y admiten ambos plurales, las palabras coy, coyes o cois; estay, estayes o estáis; noray, norayes o naráis; guirigay, guirigayes o guirigáis. Actualmente se prefieren las formas con -s.

 

Las voces extranjeras terminadas en -y precedida de consonante, deben adaptarse gráficamente al español sustituyendo la -y por la -i: dandi (de dandy), panti (de panty), ferri (de ferry), cuyos plurales son dandis, pantis, ferris.

 

Sustantivos y adjetivos terminados en -s o en -x. Si son monosílabos o polisílabos agudos, forman el plural añadiendo -es: tos, toses; vals, valses; fax, faxes; compás, compases; francés, franceses.

 

En el resto de los casos, permanecen invariables: crisis, tórax, fórceps.

Excepción a la regla es dux, que aun siendo monosílaba, es invariable en plural.

 

También permanecen invariables los polisílabos agudos cuando se trata de voces compuestas cuyo segundo elemento es ya un plural: ciempiés, buscapiés, pasapurés.

 

Forman su plural con -es, los sustantivos y adjetivos terminados en -l, -r, -n, -d, -a y -j: dócil, dóciles; color, colores; pan, panes; césped, céspedes; cáliz, cálices; reloj, relojes.

 

Los extranjerismos que terminan en estas consonantes deben seguir la misma regla: píxel, píxeles; máster, másteres; pin, pines; sij, sijes.

 

Son excepción las palabras esdrújulas, que permanecen invariables en plural: polisíndeton, trávelin, cáterin.

 

Excepcionalmente, el plural de hipérbaton es hipérbatos.

Hacen el plural con -s, sustantivos y adjetivos terminados en consonantes distintas de -l, -r, -n, -d, -a, -j, -s, -x, -ch.

 

Se trata de onomatopeyas o de voces procedentes de otras lenguas: crac, cracs; zigzag, zigzags; esnob, esnobs; chip, chips; mamut, mamut; cómic, cómics.

 

Excepciónes: club admite dos plurales: clubs y clubes.

Imam, cuyo plural asentado es imames, y álbum, cuyo plural asentado es álbumes.

 

Sustantivos y adjetivos terminados en -ch, procedentes todos de otras lenguas:

se mantienen invariables, crómelech, zarévich, pech, o forman el plural con

-es: sándwich, sándwiches; maquech, maqueches.

 

Sustantivos y adjetivos terminados en grupo consonántico, procedentes de otras lenguas, forman el plural con –s (salvo aquellos que terminan ya en –s, que siguen la regla general: gong, gongos; iceberg, icebergs; récord, récords.

 

Excepciónes: karst, test, trust y kibutz, que permanecen invariables.

También son excepciones los anglicismos lord y milord, cuyos plurales asentados en español son lores y milores, respectivamente.